cerveza
¿Sabías qué?

Las mujeres en la historia de la cerveza

En el mundo contemporáneo se asocia la cerveza con ambos sexos, pero en la historia de la cultura de la cerveza la mujer forma parte fundamental, como por ejemplo en la antigüedad la elaboración era destinada para las mujeres, y en ciertas épocas solo se permitía este «privilegio» a mujeres de la nobleza.

Pero hoy nos centraremos en el siglo XIV, en esta época las maestras cerveceras utilizaban un sombrero puntiagudo, el sombrero era una distinción de una dama elegante y las empresas cerveceras lo modificaron para darle varios usos, unos de ellos era distinguirse entre todos los vendedores del mercado y entre más alto fuera el sombrero más clientes atraería.

Pero en ocasiones no siempre se podía salir a vender la cerveza a los mercados, entonces se distribuía desde casa, o en tabernas, evidentemente se deben de distinguir de las demás casas, asi seria mas fácil identificar en dónde encontrar cerveza casera, se ponía una escoba en la puerta símbolo de trabajo, además de que en el proceso de elaboración se usaba un caldero, así era muy fácil hacer el mosto, y los gatos eran un compañero ideal para estas mujeres ya que terminaban con las ratas, así mantenían los granos libres de gérmenes.

Otra distinción de estas casas especiales, era una estrella de seis puntas, cada punta hacia alusión a un ingrediente fundamental para la elaboración de la cerveza (lúpulo, agua, granos, levadura, malta y una mujer).

Esto explotó cuando el antisemitismo llegó, fue el pretexto perfecto para sacar del mapa a las mujeres de un negocio tan lucrativo, se asoció a estas mujeres y sus instrumentos de trabajo con el ocultismo, el conocimiento y el manejo de granos y hierbas en un caldero era la preparación de pócimas que buscaban generar maldad.

La cacería de brujas estalló y curiosamente el negocio cervecero quedó sin dueño y llegó un punto en el que era común ver cerveza siendo elaborada en monasterios y siendo disfrutada en reuniones masculinas. En 1540 en la Chester se prohibió la elaboración cervecera a mujeres de 14 a 40 años para que no se distrajeran de su «propósito»: la maternidad. Evidentemente, en esas épocas el machismo era aún más fuerte y permea en las altas esferas sociales.

Si tú eres de los que creen que las mujeres que toman o producen cerveza son «vulgares», permíteme decirte que las mujeres forman parte de la historia de la cerveza y gracias a ellas se ha desarrollado y adaptado hasta la cerveza que disfrutamos nosotros ahora.


Artículo original de nuevomundosi.blogspot.com

Deja una respuesta