cervezas
Cerveza en Alta

5 ideas para hacer dinero en el mercado cervecero

Hoy le damos la bienvenida a Gabriel Casares quien se desempeña como Beer Sommelier. Gabriel tendrá a su cargo la sección «Cerveza en Alta«.


Cuando eres niño y te preguntan qué quieres ser cuando seas grande, es muy frecuente escuchar esas profesiones que trasmiten admiración y que hacen sentir orgullo a los padres: médico, bombero, profesor, astronauta, deportista, etc. De cualquier modo, es cuando llegamos a grandes y luego de conquistar otras pasiones, que ciertos intereses despiertan y nos emociona la idea de trabajar con cosas de adultos. La cerveza es una de ellas.

La cerveza en este momento es un mercado al alza, creciendo ampliamente en calidad y en competencia a diario, no solo en el sector de fabricación sino también en los segmentos de servicios complementarios, por ende la popularización de la birra fuera del mercado “mainstream” ofrece a sus devotos oportunidades interesantes para generar ingresos. Las actividades inherentes al ramo se han diversificado, y ya no tienes necesariamente que trabajar en una cervecería o tener un bar para hacer carrera en esta fascinante industria. A continuación, comparto cinco ideas que podrían ayudarte si te apasiona la cerveza y quieres emprender un negocio en este mundo:

1. Homebrewer

Esta vendría siendo la más lógica y evidente pero a la vez la más desafiante. Enfrentarse cara a cara al reto de hacer alquimia y lograr fabricar elixir de los dioses es una experiencia que solo los valientes están dispuestos a abrazar. Para ser homebrewer (cervecero casero) sólo se necesita espíritu creador y un poco del instinto de un hechicero, de estos que trabajan haciendo pociones mágicas.

Si ya has aprendido a fabricar cerveza, tienes tus propias recetas, quieres aventurarte a producir y vender al público pero no tienes suficiente dinero para invertir en equipos de calidad, puedes ir por la opción de “Cervecería Itinerante”. Esto no es otra cosa sino contactar una microcervecería para tercerizar el local de producción y llegar a un acuerdo de sociedad donde pagas una tarifa plana por el uso del local o pagas un porcentaje de tus ventas brutas. Es genial para ti porque puedes empezar a producir en grandes cantidades (mucho más de lo que podrías en la cocina de tu casa) concentrándote en calidad y no en adquirir equipos mientras das la oportunidad a otro productor de aprovechar los momentos de ocio de su pequeña fábrica para generar mayor rentabilidad.

2. Distribuidor de Materia Prima y Equipos

Es un hecho que la cantidad de Homebrewers está creciendo a un ritmo desenfrenado, bien sea de los que simplemente fabrican para consumo propio como los que se aventuran a vender sus creaciones. De ambos modos, todos necesitan de algún proveedor confiable de todos los insumos que necesitan para el proceso de fabricación. Un negocio de distribución de materia prima y equipos ya sea en tienda física, online o mixto, es una idea de oro en polvo ante una demanda creciente. Que los productores puedan encontrar en tu tienda desde un densímetro hasta sacos de malta pilsen, atravesando por abrazaderas, ollas, termómetros y pare usted de contar, representa una experiencia tanto liberadora como gratificante, pudiendo convertir tu local en una suerte de oasis de la cultura homebrewer de tu ciudad.

3. Beer Sommelier

Actividad a la que me dedico, un Sommelier dicho de una manera simple no es otra cosa sino una persona a la que le pagan por sugerirle a otras personas qué beber. Es sin lugar a dudas un trabajo divertido pero que requiere de mucha, mucha pero mucha formación. Un Beer Sommelier debe conocer cada minúsculo aspecto del negocio cervecero, puesto que en esencia lo que es esta persona es un vendedor, y tú no le compras a una persona que no es un especialista. Pocos caen ante la verborrea de un charlatán.

Es un oficio al que se le invierte no sólo tiempo sino también dinero en formación, pero créeme cuando te digo que cada miserable centavo lo vale. Aún cuando hay muchos institutos que dan cursos de formación como Beer Sommelier, solo existen dos en el mundo que ofrecen la certificación internacional: Instituto Cicerone (con quienes me estoy formando), con su sede principal en los Estados Unidos y la Academia Doemens en Alemania. Ambos ofrecen una iniciación online, pero la culminación del programa es presencial en alguna de sus sucursales a nivel mundial. Pero un Sommelier no solo vende cervezas, sino que tiene un amplio rango de acción: un Beer Sommelier puede actuar como analista sensorial en una cervecería, puede ser consultor para restaurantes y preparar cartas de bebidas, puede dirigir eventos de cata y degustación (quizás no al punto de ser Chef, pero un Sommelier debe tener amplios conocimientos en gastronomía).

4. Montar una tienda especializada

Los consumidores mundiales de cerveza cada vez más están conociendo y demandando mayor cantidad de sabores, estilos y marcas. Ya la típica cerveza mainstream que venden las grandes cervecerías no es suficiente para un paladar que pide más y mejor. Tener tu propia tienda donde vendas exclusivamente rótulos de cervezas especiales es involucrarte en un nicho de mercado vagamente explotado.

Es potencialmente un mercado con alta competencia en un futuro cercano, por eso “picar adelante” es fundamental. Ofrecer la posibilidad de acceder a birras tanto nacionales como importadas y entre los múltiples estilos que existen sería maravilloso para cualquier entusiasta, coleccionista o degustador. Es una oportunidad invaluable.

5. Ofrecer servicios de Mantenimiento de Sistemas de Sifón

Hoy más que nunca existen bares y restaurantes que están ofreciendo en su carta de bebidas opciones en cervezas especiales. Como ya escribí en un artículo anterior, el mantenimiento inadecuado o nulo de un sistema de cerveza de sifón es el principal motivo por el cual ésta produce off flavors aparte de generar espuma en exceso. Para un sistema en constante uso la periodicidad del mantenimiento debería estar entre las dos semanas, por lo que resulta imperativo la presencia en el negocio cervecero de profesionales técnicos que presten este servicio. Al existir una alta demanda y poca oferta, el éxito de este emprendimiento está casi garantizado.

Si existe algo en común en todos estos potenciales emprendimientos es la necesidad de una documentación amplia y un dominio de conocimientos técnicos dentro de la industria. La especialización y el aprendizaje constante es clave a la hora de poder tener un servicio que pueda aportar ventaja comparativa en el negocio cervecero. Mi exhortación siempre irá a desempeñarnos de la mejor manera para profesionalizar una industria que está en crecimiento y donde las oportunidades son infinitas.

No quisiera despedirme sin antes invitarlos a suscribirse a mi canal de YouTube, donde publico interesantes vídeos en materia cervecera todas las semanas.

Y recuerden… Buena Birra, Buena Vibra.

Gabriel CasaresBeer Sommelier
lagermaster.blogspot.com

Deja una respuesta