chocolate
Maridajes

Cerveza y chocolate: ¿una buena pareja?

Maridar bien alguna bebida, excepto el agua, quizá, con el chocolate, no es tarea fácil, pero cuando se logran los resultados son ciertamente muy buenos, espectaculares a veces.

Si nos ponemos exquisitos, hay que recordar que no hay ‘chocolate’, sino que hay ‘chocolates’ (amargos, con leche,…); de la misma manera que no hay ‘cerveza’ sino que hay ‘cervezas’ (rubia, negra,…), lo que tiene una consecuencia muy interesante; las combinaciones posibles son muy numerosas.

#consumelocal

En cualquier caso, cuando se va a disfrutar de esos dos manjares juntos, el chocolate y la cerveza, es conveniente no servir la bebida demasiado fría, a ser posible de 15 a 18 °C y, por supuesto, es importante elegir productos de buena calidad; no se le ocurra mezclar un chocolate de marca blanca con una cerveza de tres euros la botella y viceversa, no sea que se vaya a tener un disgusto.

Las siguientes son algunas sugerencias para que después cada uno haga con su paladar lo que quiera:

  • Las cervezas de elevado grado alcohólico o las ahumadas, ensamblan con los chocolates amargos. En estos casos la intensidad y el carácter del chocolate amargo y la de las cervezas van de la mano.
  • Las cervezas negras, con su aporte dulce, maridan con los chocolates amargos de alto porcentaje de cacao (más del 80%).
  • Para un chocolate semi-amargo, las cervezas con aroma y sabor a tostados se aúnan muy bien, ya que el tostado y el toque dulce del semi-amargo armonizan muy bien.
  • Con las cervezas rubias más intensas hay que probar chocolates con leche, que son lácteos y untuosos.
  • Aunque los chocolates blancos no son chocolate en sentido estricto (se trata de un derivado o subproducto del mismo ya que no contiene pasta de cacao), encuentran un buen matrimonio con las cervezas rubias ligeras.

Fuente: territoriogastronomico.com

Deja un comentario