vaso congelado
¿Sabías qué?

Vasos congelados, ¿aliados o enemigos?

Leemos este post en el blog Craft Beer Culture y compartimos aquí las razones por las que debemos tomar cerveza en vasos congelados:

Al servir la cerveza en un vaso extremadamente frío, anulamos muchas de las características organolépticas de la cerveza. Y esto es porque cada cerveza artesana tiene una temperatura de consumo óptima y al modificarla bruscamente en el servido modificamos sus características.

#consumelocal
  • Aroma y sabor: mientras que servir una cerveza industrial en este tipo de vasos no conllevará una diferencia enorme, si pruebas a servir dos cervezas artesanales, una en vaso a temperatura ambiente y otro congelado, podrás apreciar que en el primero persisten más los aromas y sabores que en el congelado.
  • Sensación: muchos de los vasos congelados, antes de ser introducidos en el congelador son enjuagados, de ese modo, la escarcha que se crea en ellos, cuando se derrita, “aguará” nuestra cerveza modificando sus sensaciones en boca.
  • Carbonatación: la escarcha del vaso atrapará las burbujas, modificará por tanto la carbonatación de nuestra cerveza y la cabeza de espuma que se crea en el vaso, algo que estaba delicadamente calculado por el maestro cervecero para ofrecerte una experiencia determinada se verá modificado completamente.
  • Higiene: siempre partimos de la premisa que en el local tienen una buena higiene general, pero probablemente en los congeladores se guarden muchas más cosas además de los vasos. De este modo, la escarcha de los vasos pueden atrapar olores y sabores de otros congelados que se encuentren junto a ellos. Supongo que puedes imaginar lo que harán esos sabores y olores cuando se liberen del hielo en nuestra cerveza.

Deja un comentario