cerveza
¿Sabías qué?

Temperatura de conservación de la cerveza

Una pregunta muy común es: ¿cuál es la temperatura ideal para conservar una cerveza? Puede que la primera respuesta sea demasiado obvia: la temperatura que el fabricante recomiende. Aunque la verdad es que muchos fabricantes no lo indican con la precisión mínima requerida por lo que compartimos dos consejos básicos:

  • La temperatura de almacenaje debe ser al menos inversamente proporcional al tiempo que almacenemos la cerveza así. Sí vamos a guardarla largo tiempo, temperaturas más frías; si vamos a beberla pronto, no pasa nada si la temperatura es algo más templada.
  • La temperatura de conservación ha de ser proporcional a la temperatura ideal de consumo. Así que cervezas que se beben “frescas” han de almacenarse con más frío que las que aguantan mejor beberse más templadas (cervezas alcohólicas y oscuras, por ejemplo).

La temperatura lo que hace, finalmente, es acelerar el proceso de envejecimiento de la cerveza, siendo otro de los factores determinantes las propias variaciones u oscilaciones de la temperatura, que hay que evitarlas sin lugar a duda.

Por ello, y para concluir: cualquier cerveza debería aguantar sin problemas un periodo de unos tres meses desde su embotellado, si está almacenada a una temperatura constante y “fresca”, entendiendo esto como inferior a 20 ºC. Si queremos almacenarla durante más tiempo, lo ideal es temperaturas de entre 4 ºC y 10 ºC (refrigerador) o incluso unos 12 ºC a 16 ºC (bodega) si la cerveza resiste mejor el paso del tiempo. Esto duplicará o triplicará sin problemas su “vida útil”.


Información tomada de eljardindellupulo.blogspot.com

Deja un comentario