cerveza
¿Sabías qué?

4 olores que son síntomas de problemas en tu cerveza

Junto con el auge de la cerveza artesanal surge un reto en los consumidores: detectar algunos defectos que son extraños de encontrar en cervezas industriales pero podrían aparecer en estas bebidas de producción limitada y aquí te contamos cómo reconocerlos para que puedas disfrutar al máximo de la birracooltura.

  • No. 1 Indicio de sulfuro. Es un defecto clásico. Esto se siente cuando la cerveza huele a fósforo recién encendido, a huevo hervido, a vegetales hervidos o a mapurite.
  • No. 2 Oxidación. La puedes descubrir cuando percibes el olor de cartón, a gasolina de avión, de queso brie o incluso de un olor que, en otro ámbito, puede ser agradable: grama recién cortada.
  • No. 3 Ésteres. Presentes como parte del perfil de algunos tipos de cerveza con sabores a frutas como manzanas, son un defecto cuando huelen mal, como a brillo de uña, anís, cereza o almendra. Ninguno de estos aromas deberían presentarse en las cervezas tipo Pilsen.
  • No. 4 Fenoles. El olor a mantequilla, específicamente a cotufas de microondas con sabor a mantequilla, refleja presencia de diacetyl. Y si una cerveza huele a quemado, tocineta o nuez es porque contiene ethyl guaiacol; a clavo, eugenol; a medicina, phenol y a “pega de curitas”, orthochlorophenol. (vía El Universal)

Texto original de Esnobismo Gourmet.

Deja un comentario